jueves, 24 de abril de 2014

La vida de San Agustín

Durante la Vigilia Pascual del año 387, en la noche del 24 al 25 de abril, Agustín fue bautizado por San Ambrosio, obispo de Milán.
Agustín fue siempre una persona inquieta. Quería encontrar la vida verdadera y no vivir a ciegas, sin sentido y sin meta. La gran lucha interior de sus años juveniles fue conocer a Dios, familiarizarse realmente con Jesucristo y llegar a decirle “sí” con todas las consecuencias.

.

martes, 22 de abril de 2014

De la Resurrección a Pentecostés



Con el Domingo de Resurrección comienza la Cincuentena Pascual, los cincuenta días del tiempo pascual que concluye en Pentecostés. La Octava de Pascua es la primera semana de la Cincuentena; se considera como si fuera un solo día, es decir, la alegría del Domingo de Pascua se prolonga ocho días seguidos.

Estos días las lecturas del Evangelio se centran en los relatos de las apariciones de Jesús Resucitado y en la experiencia que los apóstoles tuvieron de Él y que nos transmiten fielmente.

sábado, 19 de abril de 2014

La alegría de soñar - Pascua de Resurrección, Ciclo A

Cada día somos libres, tenemos la posibilidad de elegir que camino queremos seguir



¡Hoy es un buen día para la esperanza, para optar por  la Vida!

jueves, 17 de abril de 2014

Gestos de amor - Jueves Santo

Durante la Semana santa celebramos el Triduo Pascual. En el Jueves Santo se celebra: 
La Última Cena en la que Jesús instituye el sacramento de la Eucaristía y el sacerdocio.

El Lavatorio de los pies en el que nos enseña a servir con humildad y de corazón a los demás. Este es el mejor camino en la vida. No es la única vez que Jesús nos habla acerca del servicio.

La oración de Jesús en el Huerto de Getsemaní. Leyendo el Evangelio según San Marcos 14, 32-42.: podemos reflexionar con Jesús, de lo que sentía en estos momentos: su miedo, la angustia ante la muerte, la tristeza por ser traicionado, su soledad, su compromiso por cumplir la voluntad de Dios, su obediencia a Dios Padre y su confianza en Él.

 Los valores que nos enseña Jesús este día, son entre otros la obediencia a su Padre, la generosidad y la humildad.

 ¡Feliz Semana Santa!



domingo, 13 de abril de 2014

Comienza la Semana Santa. Domingo de Ramos

          Giotto [<font><font>Dominio público </font></font>], via Wikimedia Commons


Es posible que esperemos la Semana Santa únicamente para salir de viaje o pasar el tiempo realizando actividades de ocio y disfrutando de vacaciones pero, ¿Cuál es el verdadero sentido de la Semana Santa?
Hoy 13 de abril comienza la Semana Santa con la celebración del Domingo de Ramos. Es conocido como el Domingo de Ramos, debido a las ramas de palma que fueron puestas en el camino cuando Jesús entró en Jerusalén, que era la ciudad más importante y la capital de su nación, montado sobre el asno, una semana antes de su resurrección.
Mucha gente, niños y adultos, lo acompañaron y recibieron como a un rey con palmas y ramos gritándole “hosanna” que significa “Viva”. La gente de la ciudad preguntaba ¿quién es éste? y les respondían: “Es el profeta Jesús, de Nazaret de Galilea”. Esta fue su entrada triunfal.
Fueron muchos los que siguieron a Cristo en este momento de triunfo, pero fueron pocos los que lo acompañaron en su pasión y muerte. 
¿Qué significado tiene esto en nuestra vida? 
Es un día en el que le podemos decir a Jesús que queremos que sea nuestro amigo en todos los momentos de nuestra vida. 
La celebración se inicia con la procesión de las palmas. El sacerdote bendice las palmas y dirige la procesión. Luego comienza la Misa. Se lee el Evangelio de la Pasión de Cristo. 
Con el paso de los días se recuerda cómo Jesús fue acusado, arrestado, juzgado y condenado a muerte para resucitar después de 3 días y aparece con vida ante los testigos que lo vieron morir. 
Este hecho representa la mayor fiesta de los cristianos, La Pascua, El Domingo de Resurrección o de Pascua es la fiesta más importante para todos los católicos, ya que con la Resurrección de Jesús es cuando adquiere sentido toda nuestra religión. En la resurrección encontramos la clave de la esperanza cristiana: si Jesús está vivo y está junto a nosotros, ¿qué podemos temer?, ¿qué nos puede preocupar? 
La Resurrección es fuente de profunda alegría. A partir de ella, los cristianos no podemos vivir más con caras tristes. 
Con el Domingo de Resurrección comienza un Tiempo pascual, en el que recordamos el tiempo que Jesús permaneció con los apóstoles antes de subir a los cielos, durante la fiesta de la Ascensión. La fiesta de la Pascua es tan importante, que un solo día no nos alcanza para festejarla. Por eso la Iglesia ha fijado una octava de Pascua (ocho días) para contemplar la Resurrección y un Tiempo Pascual (cincuenta días) para seguir festejándolo.

jueves, 10 de abril de 2014

REFLEXIÓN SOBRE EL PERDÓN


Ayer miércoles hicimos un alto en nuestro quehacer cotidiano, en nuestras prisas, en el ruido que rodea nuestra vida para dedicar un pequeño espacio a reflexionar sobre una tema importante ¿Qué valor tiene el perdón para nosotros? ¿Es necesario en nuestra sociedad? ¿Entra el perdonar hechos graves dentro de las capacidades humanas? ¿Qué pasos hemos de recorrer en el camino del perdón?
Comenzamos leyendo una pequeña  historia, la que nos narra este vídeo.

 

Y nos preguntamos.. ¿qué significa perdonar?
Perdonar no es negar o simplemente olvidar, no es un esfuerzo de voluntad o actuar como si nada hubiera pasado, porque el mal hecho deja una huella en la historia. Perdonar no es renunciar a nuestros derechos o aprobar la culpa, no es mirar a los demás por encima del hombro.
Intuimos que el perdón es necesario en nuestra sociedad, como el oxígeno. ¡Cuántas personas sienten  la necesidad profunda de reconciliarse con su padre, hijo, hermano... en los últimos momentos de la vida!
Pero perdonar es un acto libre de amor
¿Cuáles son los pasos hacia el perdón?
No devolver el golpe aunque sintamos la necesidad de hacerlo, atrevernos a mirarnos a nosotros mismos sin miedo a ver los rasgos que menos nos gustan de nuestra personalidad y que surgen tras el dolor cuando nos han hecho una faena, compartir nuestros sentimientos, incluso perdonarnos a nosotros mismos y después comprender y no confundir al culpable con su acción.
El perdón es el fruto de un largo proceso de maduración. Es posible que la herida se abra y haya que curarla de nuevo, no siempre es un camino fácil. ¡Pero seguro que el hecho de perdonar y ser perdonado puede cambiar la vida de una persona!  Hoy es un buen día para preguntarnos...
¿Qué camino quiero tomar en mi vida? ¿El camino del rencor o el del perdón?
¿Quiero ser de los que levantan muros o de los que construyen puentes?


miércoles, 9 de abril de 2014

El perdón de Juan Pablo II



A pocos días de la ceremonia de canonización de Juan Pablo II y a propósito de la reflexión que hemos tenido sobre el perdón, os presentamos este vídeo que narra el episodio del perdón de Juan Pablo II a su agresor, un claro ejemplo de como el perdón es capaz de cambiar la vida